jueves, 27 de mayo de 2010

Final de mayo, el agua sigue fria.

El  pasado fin de semana mi mujer terminó de un tirón el libro que le regalé para San Jorge, en la playa hacía calor.  Mi hijo pequeño, submarinista de pro, pescó un pulpo enorme y una dorada de ración, el agua estaba helada.
Sali de Hospitalet hasta l'Almadrava, cerveza y vuelta. Las nucleares las pasé de lejos. respetando las boyas.
El litoral sigue como el año anterior, por aquí no han pasado los temporales, la Cova del Llop Marí conserva la playa del pasado año, será un placer tomarse aquí una cerveza en agosto.
El mar como un plato llano y el agua limpísima. La cerveza helada y sin acordarme de la crisis de la polítca o la política de la crisis.

Deseando volver.

2 comentarios:

carlos-qajaq dijo...

joder, leyendote, solo se me ocurre pensar que eso que escribes es la felicidad
(o yo la imagino así)

Joselito dijo...

¿Donde esta esa playa? o ¿donde esa ruta?. Las fotos estan muy bien logradas.